QUE DIFERENCIA HAY ENTRE HURTO Y ROBO

En el artículo de hoy vamos a tratar de ver que diferencia hay entre hurto y robo. Tanto uno como el otro, implican el hecho de apoderarse del bien ajeno. Pero entre ambos existe una sutil diferencia que puede ser importante, especialmente, de cara a reclamar a la compañía de seguros. En general, la diferencia entre hurto y robo se basa en el hecho de que en el robo ha de producirse violencia, amenaza o fuerza para que el delincuente alcance su propósito.

Pero para entenderlo mejor, veamos con más detalle la diferencia entre robo y hurto.

diferencia hurto y robo

Cual es la diferencia entre robo y hurto

Como os explicábamos, la diferencia entre hurto y robo es muy sencilla. Un hurto consiste, simplemente, en la sustracción de lo ajeno sin emplear violencia, fuerza ni intimidación. De esta manera, se consideran hurtos acciones como sustraerle la cartera a alguien en el autobús sin que éste se dé cuenta; llevarse productos del supermercado disimuladamente sin pagarlos o introducirse en una vivienda y apropiarse de los objetos de valor de su interior si, por ejemplo, el propietario se ha dejado la puerta abierta.

Por otro lado, el robo consiste en apropiarse de lo ajeno empleando la fuerza (forzando o rompiendo ventanas, puertas o cualquier otro acceso, lo que se conoce como robo con fuerza), la violencia física (lo que se conoce como un robo con violencia), o la intimidación (tanto verbal como física). Dentro de esta categoría se incluyen acciones como introducirse en una vivienda rompiendo una ventana o forzando una puerta, apuntar a alguien con un arma o amenazarle con un cuchillo o pegar un tirón de bolso y salir huyendo con una motocicleta.

Resumiendo, es la violencia o la intención de violencia física o verbal la que marca la diferencia entre hurto y robo.

diferencia hurto y robo

Matizando un poco más la diferencia entre hurto y robo

A priori, con estas definiciones, parece bastante clara la diferencia entre robo y hurto. Pero se nos plantean situaciones en las que quizás no esté tan claro. Imaginad que hemos salido de casa, hemos cerrado con llave y, cuando volvemos, nos encontramos con que hemos padecido una intrusión y se han llevado todos nuestros objetos de valor. No han forzado ningún acceso. No han roto ninguna ventana ni han forzado la puerta.

Un tiempo después la policía consigue detener al intruso, que ha resultado ser un hábil delincuente que se introdujo utilizando ganzúas. No rompió nada, no hubo nada que a nosotros nos pareciera violento (exceptuando que violara nuestro hogar y se llevara nuestras cosas, pero no rompió nuestra puerta). Podría parecer un hurto, pero también se considera un robo con fuerza.

Según el artículo 238 del Código Penal, para que un delito se considere robo con fuerza en las cosas, han de producirse las siguientes circunstancias:

  • Escalamiento (considerado como el acceso de forma ilícita al lugar donde están las pertenencias robadas y/o el quebrantamiento de las defensas expresamente colocadas por el propietario para evitar su sustracción). Acceder a una casa saltando un muro sería escalamiento.
  • Rompimiento de paredes, techos o suelos. Como el clásico “butrón”.
  • Fractura de puertas o ventanas.
  • Fractura de armarios u otro tipo de muebles cerrados o sellados. Igualmente, también se considera robo cuando se fuerzan sus cerraduras. O bien se descubren las claves con el fin de sustraer su contenido.
  • El uso de llaves falsas (como por ejemplo, las ganzúas).
  • Inutilización de sistemas específicos de alarma (como el uso de inhibidores de frecuencia).

De esta manera, se matiza mucho mejor la diferencia entre hurto y robo.

diferencia hurto y robo

Por qué es importante saber cual es la diferencia entre robo y hurto

 Saber que diferencia hay entre robo y hurto es importante por dos motivos. El primero es para que lo tengamos en cuenta de casa a nuestro contrato de seguro del hogar. Al menos en relación a las coberturas de la póliza. Habitualmente, las compañías de seguros, en sus seguros de hogar incluyen la cobertura de daños por robo o intento de robo. En cambio, lo normal es que no cubran el hurto, ya que se asume que ha implicado una negligencia o un descuido por parte del asegurado.

El segundo motivo hace referencia a tu alarma para el hogar. Ante un hurto, un sistema de alarma para el hogar poco podrá hacer. Porque, lo cierto es que, los hurtos suelen ser consecuencia de un despiste. Nos hemos dejado la puerta o una ventana abierta, el garaje mal cerrado o algo por el estilo. Y por la misma regla de tres, seguro que no hemos activado la alarma.

Los sistemas de alarma para el hogar son efectivos contra los robos, pero poco pueden hacer ante los hurtos si no ponemos nuestro granito de arena. ¡Hay que estar atentos y no ponérselo fácil a los ladrones!

diferencia hurto y robo
Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *